Protección de datos y uso de contraseñas.

La protección de datos trata de la garantía o la facultad de control de la propia información frente a su tratamiento automatizado o no, es decir, no solo a aquella información albergada en sistemas computacionales, sino en cualquier soporte que permita su utilización, almacenamiento, organización y acceso. Wikipedia.

En algunos países las reglas para la protección de datos cambia ligeramente; sin embargo, independientemente de las regulaciones que se apliquen, los fundamentos son los mismos y son los siguientes.

  • Utilizar únicamente los datos para los fines autorizados.
  • No mantenga los datos durante más tiempo del necesario, a menos la ley lo requiera.
  • Asegúrese de que los datos son de ayuda segura
  • Asegurarse que solo el personal autorizado tenga acceso a los datos.
  • Asegúrese de que haya una pista de auditoría para el acceso a los datos, esto se logra mejor almacenando los datos electrónicamente cuando sea posible, en lugar de manualmente en papel, ya que es más difícil realizar un seguimiento y también localizar si es necesario.

La mayoría de las empresas suelen tomar precauciones como las siguientes.

  • No permitir a los usuarios escribir contraseñas en trozos de papel o en notas post-it, puesto que pueden desaparecer fácilmente.
  • Asegurarse de que no se permite el uso de datos de inicio de sesión específicos del usuario o tarjetas de identificación, si es relevante, ya que se les consideraría responsables si fuera el caso.
  • Si un departamento que guarda información delicada en su ordenador, es muy importante bloquear la pantalla cuando no esté en su lugar, puesto que fácilmente podrán acceder si el dispositivo no se encuentra bloqueado.

Contraseña segura.

Una de las medidas para tener un sistema protegido es el buen uso de las contraseñas, una contraseña segura no debe relacionarse con el nombre de usuario, apellido, ciudad, fecha de nacimiento, etc. También existen métodos de autenticación con los que el inicio se refuerza aún más, el cambio frecuente de contraseñas es vital para proteger aún más los datos.

Las reglas para una contraseña segura son las siguientes.

  • Combinar palabras con números. Ejemplo, Tabla = T4b14.
  • Incluir mínimo un carácter especial
  • No menos de 8 caracteres.
  • Incluir letras mayúsculas y minúsculas.
  • Incluir mínimo un número.
  • Puedes usar generadores de contraseña como Bitwarden y Dashlane.

Depende de la organización, las políticas suelen ser casi siempre las mismas.

Aunque las diferentes organizaciones tienen diferentes políticas relacionadas con la seguridad de las contraseñas, en general las directrices son las siguientes:

  • Asegúrese de que la contraseña no contiene ninguna información personal, por ejemplo el nombre de su perro, el número de registro de su automóvil, su cumpleaños o su código postal.
  • Lo mismo se aplica a cualquier nombre local o información relacionada.
  • La contraseña debe tener al menos 8 caracteres y contener al menos 1 letra mayúscula, 1 letra minúscula, símbolo y número.

Estas fueron unas pequeñas recomendaciones para proteger los datos de nuestros clientes, colegas y nosotros mismos, espero te sirvan en tu carrera y tu día a día.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *